close x

Estabilidad económica, política y social

稳定的经济,政治和社会

Líder en atracción de inversión extranjera directa en el Caribe

在加勒比地区吸引外国直接投资的领导者

Las playas de arena blanca y mar azul atraen a más de 5 millones de turistas anualmente

白色的沙滩和蔚蓝的大海,每年吸引超过500万游客

Santo Domingo, la primera ciudad de América

圣多明各,在美州第一个城市

República Dominicana

República Dominicana

La República Dominicana es poseedora de la segunda economía más grande de Centroamérica y el Caribe; con un mercado de 10 millones de personas y acceso preferencial a los mercados de Estados Unidos, Centroamérica, América del Sur y Europa, dada su posición estratégica y su inclusión en diversos tratados de libre comercio y cooperación económica, que la hacen destacarse como uno de los principales destinos de inversión extranjera directa dentro de la región centroamericana y caribeña.

Además de una economía dinámica y estable, con una de las mayores tasas de crecimiento promedio anual de la región, República Dominicana cuenta también con un clima de negocios e inversiones privilegiado, caracterizado por un marco legal y regulatorio moderno y confiable, una infraestructura física desarrollada y ajustada a las necesidades productivas nacionales, contando con 8 aeropuertos internacionales, 11 puertos importantes localizados a corta distancia de los centros de producción y más de 5,000 kilómetros de carreteras. Asimismo cabe destacar que el país cuenta con un sistema de telecomunicaciones avanzado, de alta calidad, y eficaz, el cual constituye una de las mayores ventajas competitivas con la que contamos.

También cabe destacar la estabilidad y madurez de los sistemas financiero y de seguros dominicanos y las facilidades que estos otorgan a empresarios extranjeros a la hora de establecer sus inversiones en el país. De igual forma, el gobierno dominicano provee ciertos incentivos fiscales y financieros que hacen aun más atractivo el país como destino de inversión. Por último cabe destacar la abundancia de mano de obra altamente calificada y la prodigiosa afabilidad del dominicano, que hace muy grata la convivencia y el trato con los mismos en cualquier contexto, ya sea un encuentro de negocios o una actividad social.

Luego de la crisis económica de las décadas de los 80 y 90, la economía dominicana entró en un período de crecimiento y reducción de la inflación que perduró hasta el 2003, año en que entró en recesión tras la quiebra de varias instituciones financieras del país.