close x

Estabilidad económica, política y social

稳定的经济,政治和社会

Líder en atracción de inversión extranjera directa en el Caribe

在加勒比地区吸引外国直接投资的领导者

Las playas de arena blanca y mar azul atraen a más de 5 millones de turistas anualmente

白色的沙滩和蔚蓝的大海,每年吸引超过500万游客

Santo Domingo, la primera ciudad de América

圣多明各,在美州第一个城市

China

China

La China milenaria presenta hoy día condiciones óptimas para todo aquel que desee hacer negocios. Desde que en 1970 se implementaran medidas de apertura, fomento al comercio y a la inversión extranjera, la nación asiática se ha convertido en líder indiscutido de su región y aún más, ostenta el título de segunda economía a nivel mundial. El mercado chino es el más grande del mundo, con 1.300 millones de usuarios y oferta sin discusión, bajo coste laboral. El acelerado crecimiento económico de los últimos años ha incrementado el ingreso de sus ciudadanos lo que se ha traducido en la aparición de una dinámica clase media. Afirmamos junto a los expertos, que este país posee uno de los climas de negocios e inversiones más atractivos del mundo.

La inclusión de China en la Organización Mundial del Comercio en el año 2001, marcó un hito, que impulsó la adecuación de todo el marco legal y de política económica en las áreas más relevantes del comercio para poder cumplir con los requerimientos internacionales; factor que ha tenido marcada influencia en el clima de negocios que vive China en la actualidad. China cuenta con  una infraestructura amplia y moderna, con más de 350 puertos y subpuertos, destacándose los de Shanghai y Shenzhen entre los más importantes del mundo; con 47 aeropuertos incluyendo servicio aduanero. Es en Beijing y Shanghai donde se concentra el mayor flujo internacional.

Las redes ferroviarias y de carreteras, obtienen el tercer y segundo lugar, respectivamente, en importancia a nivel mundial.

En lo relativo a proyectos de inversión, estos son divididos por el Estado en cuatro categorías dependiendo de la actividad económica en la que se pretenda invertir. Además, los proyectos grandes de inversión, que exceden los US$30 millones deben ser aprobados por el Gobierno Central. Se destaca que el gobierno chino fomenta la inversión extranjera a través de incentivos fiscales y otras políticas favorables, especialmente a las empresas vinculadas al sector de tecnología y a aquellas orientadas a la exportación.